Las fuertes tormentas que cayeron en Bujanda y Antoñana durante más de 5 horas la tarde del miércoles 16 dejaron entre ambas localidades 100 litros por metro cuadrado.

Como consecuencia de estas fuertes precipitaciónes, se vieron afectadas la carretera entre ambas localidades y se registraron numerosos daños en caminos, huertas y cultivos.

En Antoñana, el agua se vió arrastrada hasta el cauce del río Ega desde la carretera proveniente de Bujanda, causando el desprendimiento del talud del río Ega, llevándose por delante parte de la Vía Verde del VascoNavarro cerca de su Centro de Interpretación.

La rápida colocación de señales y vallas de seguridad realizada los siguientes días ha posibilitado su uso por parte de  los usuarios, evitando los riesgos que la situación podría acarrear.