Las trabajadoras celebrando esta mañana el acuerdo que pone fin a 106 días de huelga

El acuerdo, firmado esta mañana entre la dirección y el comité, beneficia a 150 personas y evita que se apliquen las precarias condiciones del convenio estatal de Químicas

La huelga en Altan Bernedo se desconvoca desde hoy tras un acuerdo que ha satisfecho a las trabajadoras. La plantilla de la empresa farmacéutica ha logrado la firma de un convenio blindado contra la reforma laboral que conlleva, además, incrementos salariales ligados al IPC. De este modo, las 150 personas empleadas (la mayoría mujeres) evitan que se les apliquen las condiciones mucho más precarias del convenio estatal de Químicas, amenaza que la empresa ha utilizado durante el período de huelga, que se inició en noviembre y se ha prolongado durante 106 días. El acuerdo de fin de huelga se ha firmado esta mañana.

El conflicto llega a su fin, «dado que la plantilla (6 representantes de ELA y 3 de LAB) ha conseguido sus objetivos: se respetan todos los derechos anteriores, se vinculan las subidas al IPC y todo ello se reflejará en un Convenio de Empresa (vigencia 2020-2024)», según  expresa el mismo texto del acuerdo. “Ahora tenemos un acuerdo de fin de huelga que explica cómo va a ser la transición desde el pacto que teníamos anterior con las subidas que hemos pactado, para luego añadirle el régimen sancionador, la comisión paritaria y la clasificación funcional», explicaba Ioritz Iglesias (ELA) esta mañana.

El  acuerdo supone «mantener todos los derechos que se tenían hasta ahora (complementos IT, no aplicar los 3 días más de trabajo, vincular subidas al IPC con suelo 1% y techo 4%. Y el 1 de enero de 2024 tener firmado un convenio, convirtiendo el pacto firmado en convenio. Las subidas, que son de aplicación retroactiva desde 2021, serían un 1,5% en el 2021, y en el 2022 un 4%», detallaba Nuria López de Uralde (LAB).

En noviembre, la plantilla se organizó para decir “¡Basta! No tenemos miedo, vamos a por todas”. Ha sido una lucha sindical ejemplar con muchos elementos importantes: zona de la Montaña Alavesa afectada por la despoblación, una empresa creada con impulso público vendida a una multinacional, un sector estratégico como la industria farmacéutica, una plantilla compuesta en su mayoría por mujeres y la amenaza de un convenio estatal de Químicas con condiciones precarias.

Ante las amenazas de la empresa de empeorar las condiciones laborables y recortar derechos, la plantilla se unió y salió a la huelga, «tocó todas las puertas posibles y peleó para no perder ningún derecho y no perder poder adquisitivo ligando la subida al IPC». Después de 101 días de huelga, la empresa y el comité han acordado recoger todos los derechos del Pacto de empresa 2017-2019 y llevarlos a un convenio de empresa blindado y además incrementar los salarios ligados al IPC.

El texto del acuerdo mostrado entre la alegría de la plantilla.

Satisfacción en la entrada de Altan

Esta misma mañana las mujeres integrantes del comité, representantes sindicales y buena parte de las trabajadoras manifestaban su satisfacción nada más producirse la firma del acuerdo. El mismo estaba prácticamente alcanzado la semana pasada pero «quedaban algunos flecos que hoy se han puesto sobre el papel», decía Isabel Barrera a mendialdea.info, tras salir de la reunión. «Muy contentas porque al final vamos a tener el convenio por el que tanto hemos luchado».

La plantilla ha mostrado su agradecimiento «a toda la gente de la zona que se ha implicado» y se felicita por la unión demostrada durante el conflicto. La aplicación del fin de huelga tiene efecto desde hoy mismo. El turno de noche será el primero en volver al trabajo.